Entradas

La microbiómica

La microbiómica se encarga del estudio del microbioma

 La microbiómica es una ciencia que se encarga del estudio del papel que juega el microbioma. Esto es, el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino. Y es que, aunque nos cueste aceptarlo, no todos tenemos los mismos microorganismos en esta parte fundamental de nuestro organismo. Un conjunto de seres que se denomina microbiota y que desde recién nacidos ya influyen factores en el desarrollo de nuestro cuerpo.

Se podría decir que el microbioma, que es único para cada persona, es determinante para las miles de operaciones que ocurren en el interior de nuestro cuerpo. De ahí que haya expertos que lo consideren como un organismo más de nuestro engranaje perfecto que es el cuerpo humano.

 

Microbioma: Composición y cuidados

La composición del microbioma es variada y viene determinada por el ADN. Todo influye en su desarrollo y composición, desde el tipo de parto que hayamos vivido (vaginal o por cesárea) o la lactancia (sea natural o artificial) con la que nos hayan alimentado durante las primeras semanas o meses de nuestra vida.

Las principales funciones del microbioma son las siguientes:

  1. Estimula el sistema inmunológico de nuestro cuerpo, lo que fortalece su resistencia a los ataques de agentes patógenos.
  2. Destruye los componentes de algunos alimentos que, al menos en principio, son tóxicos o pudieran serlo.
  3. Nos ayuda a regular los niveles de colesterol y de glucosa que hay en nuestra sangre.
  4. Nos ayuda a sintetizar algunas vitaminas y  algunos aminoácidos  especialmente importantes para nuestro cuerpo, como las vitaminas del grupo B, o la vitamina K.
  5. Descompone los hidratos complejos  como el almidón o la fibra en la parte final del intestino. La fermentación de estas fibras no digeribles conlleva la producción de ácidos grasos que el cuerpo usa como nutrientes
  6. Nos protege frente a organismos patógenos que pueden penetrar en el cuerpo al comer, al beber, al respirar, etc.
  7. Evita la bacterias patógenas proliferen en el intestino grueso.

 

 

La microbiómicaSon múltiples los estudios que se están desarrollando en torno al microbioma. Muchos de ellos afirman, por ejemplo, que las personas obesa o con sobrepeso tienen una mayor proporción de bacterias pro-inflamatorias y una menor variedad de microbiota lo que provoca una mayor resistencia a la insulina (lo que está directamente relacionado con su propensión a sufrir diabetes).

Así pues, la dieta juega un papel muy importante para tener una buena microbiota. De ahí que sea muy importante que ésta sea variada y equilibrada. Lo que se traduce, por ejemplo, en que debe integrarse de alimentos prebióticos (los que contienen fibras no digeribles o solubles) que se encuentran, de manera natural en vegetales y frutas, así como en cereales completos o en los frutos secos.

También es importante que las personas tomemos conciencia de lo importante que es que consumamos alimentos probióticos (esos que contienen microorganismos vivos). Alimentos de este tipo son los yogures, el kéfir o las leches fermentadas con bifidobacterias o lactobacillus y suplementos que podemos encontrar en muchas tiendas de alimentación a las que acudimos habitualmente.

Todo ello hará que nuestro microbioma sea más rico, fuerte y eficiente a la hora de desarrollar sus funciones. Lo que supone contar con una mejor salud y tener menos posibilidades de sufrir problemas de cáncer de colón o patologías similares.

En Durviz contamos con muchos elementos con los que podrás realizar estudios de microbiómica en tu laboratorio. Basta con que entres en nuestra tienda on line y busques aquello que más te facilite tus investigaciones.

Recuerda que siempre vas a adquirir productos de gran calidad, al mejor precio y entregado en las mejores condiciones.