Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un paso más en la clonación

Hace unos días conocíamos, a través de la prensa nacional, cómo se ha dado un paso más en la clonación de seres vivos. Un trabajo en el que muchos laboratorios y profesionales llevan desarrollando desde hace unos años. Y que, a buen seguro, seguirá desarrollándose en los próximos años.

En Durviz sabemos que muchos de nuestros clientes desarrollan su labor en el ámbito de la Genética. De ahí que hayamos prestado especial atención a esta novedad. Incluso que hayamos decidido dedicar este post a hacernos eco de este hito. Un hecho que, además, nos anima a seguir mejorando en nuestra oferta de productos para el desarrollo de investigaciones en genética.

 

Un paso más en la clonación

En Durviz seguimos atentamente cualquier paso que se da en el ámbito de la investigación médica. Da igual que se trate de un avance tecnológico en el ámbito de la fecundación in vitro, una nueva vacuna o un paso más en el desarrollo de alguna disciplina concreta. Esto último es lo que más nos ha llamado la atención hace poco. Y es que hace apenas unas semanas conocíamos, por el diario El País, que se ha dado un paso importante en la carrera por clonar seres vivos. Y, obviamente, no podíamos más que compartir la noticia haciéndonos eco de sus detalles más destacados. De manera que contribuyamos con nuestro blog a llenar de ciencia la red Internet.

 

Clonar seres vivos

Hace unas semanas se daba a conocer al mundo la existencia de Retro, un macaco rhesus clonado con una nueva estrategia para conseguir monos idénticos.

La principal novedad de la existencia de Retro no solamente radica en el hecho de que sea un caso que se acerque mucho a la perspectiva de la clonación humana. Sino que ha supuesto el nacimiento de un nuevo procedimiento. Una  técnica innovadora que puede resolver la dificultad que, hasta ahora, hacía a los primates resistentes a estos procedimientos.

Sin embargo, más allá de esta primera impresión, hay que destacar que la existencia de Retro plantea, sobre todo, la posibilidad de generar macacos clónicos que permitan el estudio de los fármacos que no se pueden investigar en otros animales. Esos fármacos que  regulan nuestra mente y sus patologías.

Hay que tener en cuenta que los macacos rhesus son ejemplos esenciales para investigar el cerebro humano. Pues están mucho más próximos a nosotros que las ratas, los ratones, las moscas o las ovejas, por mencionar solamente algunos de los animales sobre los que se han desarrollado estos trabajos.

 

Un trabajo de décadas

Hay que recordar que las clonaciones comenzaron en el año 1996. Año en el que se dio a conocer la existencia de la oveja Dolly. En este caso, el trabajo lo desarrolló el grupo del embriólogo británico Ian Wilmut, que vació un óvulo de una oveja e introdujo un núcleo con ADN de una célula adulta extraída de la ubre de otra hembra. Por ello, Dolly era una réplica de esta última. Esta noticia, aunque fue la base de muchos debates éticos, sentó las bases de otros experimentos. De hecho, en 1998 se lograron -con la misma técnica- los primeros terneros y ratones clonados. En 1999, se consiguió lo mismo con cabras. Y en el año 2000, con cerdos; en 2002, con conejos y, finalmente, en el año 2005 con perros. 

Aunque la clonación humana se ve como una posibilidad real, la realidad es que hoy día aún no es posible. Claro que todo es cuestión de que la nueva técnica desarrollada con Retro se siga desarrollando. Tanto en otros primates y, finalmente, en seres humanos.

 

Durviz con la ciencia

Sea como sea, en Durviz seguiremos proveyendo a nuestros científicos de cuanto necesiten para realizar sus experimentos. Sabiendo que, con ello, contribuimos a innovar y a construir más conocimiento. 

 

Share the Post:
Abrir chat
1
¡Hola!
Desde Durviz SL, queremos ayudarte.
¿Necesitas algún consejo o ayuda?
Estamos en Whatsapp para lo que necesites.